Chat with us,powered by LiveChat

Masajes ayurvédicos

Muchos países y culturas tienen una tradición de masajes, pero el masaje ayurvédico es único por el hecho de ir precedido de un estudio del Prakruti (la individualidad constitucional de la persona que recibe el masaje). El examen del médico tendrá en cuenta el equilibrio/desequilibrio de humores biológicos, el concepto de Agni y la presencia e intensidad de Ama (toxinas). En base a ello, se determinarán el tipo de masaje y el medio más adecuado (aceites, polvos, etc.). El masaje ayurvédico usa una diversidad de aplicaciones/medios. Los más habituales son los aceites solos o medicados, las harinas (por ejejmplo de lenteja) para el masaje en seco y diversas hierbas pulverizadas.

El masaje ayurvédico más común es el Abhyanga, que es el masaje clásico con aceite que trabaja todo el cuerpo. Puede ser administrado por un solo terapeuta o por dos masajistas que utilizan el mismo ritmo y presión (masaje sincronizado). El aceite se selecciona en función del tipo de constitución del huésped y de cualquier afección específica presente. Los beneficios del Abhyanga son múltiples e incluyen, sin limitarse a:

  • Nutrir el cuerpo, fortaleciendo músculos y articulaciones.
  • Aumentar la vitalidad y la resistencia.
  • Liberar al cuerpo del cansancio y la tensión provocados por el trabajo rutinario, el estrés mental y las tensiones.
  • Inducir un sueño adecuado. El sueño afecta a nuestro bienestar físico y mental, por lo que es un herramienta importante con efecto sobre nuestra vida diaria y también sobre nuestra longevidad.
  • Mejorar la complexión de la piel y aumentar la inmunidad contra enfermedades cutáneas. Al ayudar a eliminar adecuadamente los productos de desecho y proporcionar nutrición a la piel, el masaje aumenta la resistencia y la firmeza de la piel y promueve la rápida curación de heridas y cicatrices.
  • El efecto terapéutico del masaje consiste en la prevención y corrección de enfermedades causadas por Vatta. Esto se logra mediante el aumento del flujo sanguíneo a los tejidos afectados por la enfermedad. La piel es el principal órgano sensorial, por lo que el masaje puede ayudar a mantener el equilibrio Vatta.
  • El masaje ayurvédico también es un componente importante del rejuvenecimiento del cuerpo (Rasayama).